Saltar al contenido

La música en directo como forma de vida

febrero 16, 2019
Conciertos, música en directo como forma de vida

Cada vez que voy a un concierto siento que me gusta más y más la sensación de escuchar música en directo. Es un gozo permanente poder escuchar tus canciones favoritas en vivo y con una cervecica/litro en la mano. Sí amigos, aquí un amante de la combinación cerveza+música.

Tengo la suerte de haber podido ver a muchos grupos (menos de los que me gustaría pero tiempo al tiempo…) algunos muy conocidos como Extremoduro, Fito & Fitipaldis o hasta Maná… Sin embargo, he disfrutado igual que escuchando a otros menos conocidos como Bocanada, Los Zigarros, Desakato o Iratxo. Al final lo importante es la música, si son buenos lo son, se les conozca más o menos.

No me vale la excusa del precio de las entradas para no ir a ver música en directo ya que muchos grupos ponen precios muy económicos, como ejemplo el último concierto de Iratxo en el que me costó algo más de 8€ la entrada, una risa…

Me jode ver como grupos muy buenos por desconocimiento sufren para llenar las salas con precios de las entradas realmente bajos, pero bueno se entiende si luego pones RockFM y suena lo mismo desde hace 10 años…

La importancia de los festivales de música en directo

Respecto a los festivales, he podido ir al Viñarock y creo que es una gran experiencia, siempre acabas conociendo algún grupo de música nuevo. De hecho, yo descubrí a Desakato en el Viñarock y ahora soy un asiduo de sus canciones…

Aquí os dejo un fragmento de la actuación de Bocanada en el Viñarock 2015, fue brutal. No es mío el vídeo, pero yo andaba por ahí disfrutando del conciertazo.

El precio de los festivales… pues bueno siempre habrá quejas pero tu piensa la cantidad de grupos que puedes ver en unos días y echa cuentas… creo que te sorprenderá gratamente. Que sí, que si pillas la entrada a 25€ pues mejor que gastarte 60€ pero lo dicho, echa cuentas…

Sirva esta entrada como algo personal, seguro que cada uno tiene experiencias mejores o peores. Yo tengo claro que siempre que pueda seguiré disfrutando de los conciertos en vivo.

Larga vida a la música… en directo!! 😉